La combinación poco usual

You Don’t Know Jack (2010)

Las películas para televisión son un híbrido que permite jugar con el dinamismo del lenguaje televisivo y la contundencia del cinematográfico. You Don’t Know Jack es una película hecha para televisión, pero pensada y ejecutada por artesanos del cine, logra reflejar una muestra peculiar en este tipo de propuestas y logra trascender los parámetros de la pequeña pantalla pidiendo espacio en las grandes.

Estas películas para televisión por lo general se enfocan a rescatar historias de personajes, históricos, con limitaciones físicas y autosuperación o simplemente a reconstruir algún momento histórico. En ellas se lucen actores que alguna vez fueron importantes y ahora están en etapa de decadencia o el plano contrario, nuevas caras que tienen sus primeros pinitos de actuación seria. Lo que es poco usual es tener una gran estrella de Hollywood, un director reconocido y de amplia trayectoria y una factura impecable, más allá del efectismo visual que impera en el mercado norteamericano.

 

YDKJ es la mezcla inusual. La trama es alrededor de Jack Kevorkian, doctor estadounidense conocido en los 90’s por practicar la eutanasia, casos que pusieron la temática en boca del público. Para representar la intensidad y complejidad de esta postura, el actor que encarna es Al Pacino, una figura que no necesita mayores presentaciones y que para este filme deja caer sobre sus hombros el peso de los años, de la responsabilidad y el drama. Mitad maquillaje, mitad la realidad de cumplir más de 70 años, Pacino nos propone un hombre testarudo, claro, vanguardista y terriblemente tacaño.

 

Y el otro gran ingrediente en la mixtura es su director: Barry Levinson. Entre las decenas de nominaciones y premios, tiene cinco nominaciones al Oscar y ganador a mejor director con Rain Man (1988). Títulos como Good Morning, Vietnam (1987), Toys (1992), Sleepers (1996), Wag the Dog (1997), Bandits (2001) o Man of the Year (2006) demuestran su trabajo y capacidad para trabajar con personajes extremos, bien sea por su discapacidad o por su genialidad, y los ambientes legales que se definen por tecnicismos.

Como elemento final está la temática, la eutanasia. Pocas películas se han comprometido con este tema álgido y controversial. En la memoria está fresco el recuerdo de Javier Bardem postrado en una cama defendiendo su decisión en Mar Adentro (2004). Como el aborto, el incesto, la infidelidad y otra docena más; los temas candentes desencadenan películas controversiales. Este filme más allá de reflejar los actos y pensamientos del Dr. Kevorkian, logra dejar en el espectador la reflexión sobre la discusión que no se ha dado, hasta dónde la moral está siendo manipulada y la ética se escuda en dogmas que parecieran anticuados ante el libertinaje que le gana a la libertad. Una película por encargo que logra superar las expectativas.

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube