Educando sin criterio

Waiting for Superman (2010)

Amargas lágrimas que derrama una madre con un profundo sentimiento de impotencia ante un sistema sin opciones. La frustración de querer lo mejor para sus hijos y simplemente las decisiones políticas que mantienen un status quo de mediocridad. Un sistema educativo que no cumple con los mínimos para formar generaciones de líderes, sino estándares de pobreza y analfabetismo para la vida. Waiting for Superman es un documental que revela el agujero por dónde se desagua toda la credibilidad de una nación, por donde se filtra todo el temor de los padres americanos que sólo creyeron en un proyecto de nación y hoy tienen uno de los peores sistemas educativos de los países llamados de primer mundo.

Davis Guggenheim nos presenta un documental que termina siendo la radiografía de la postura prepotente y ciega de los sindicatos de maestros en Estados Unidos, desde la mirada casi inocente de niños que buscan oportunidades de obtener una educación digna y que las perspectivas sólo apuntan a graduarse con falencias tan profundas que no les permitirán ingresar a la universidad. Geoffrey Canada se convierte en el punto de quiebre, en la esperanza de lo que puede ser y los absurdos poderes que impiden transformaciones. Un tema espinoso, complejo y casi intocable en la cultura política americana, muchos presidentes, muchas promesas, pocas acciones. A los ojos foráneos, la preocupación es que ese modelo fue copiado a lo largo de los años en toda América Latina.

 

Un documental que sale en un momento en el que las obras enfocadas a la crítica social, intentan despertar del letargo de una sociedad que se consume a sí misma en falsos imaginarios. Waiting for Superman es aclamado por la crítica, controvertido y revelador de un pulso social, que sólo expone lo inequitativo en que se ha convertido la educación y el sin salida planteado por burócratas. Un título sugestivo porque plantea más allá de la búsqueda del salvador ante el inamovible estático, es la búsqueda en el interior de cada ciudadano comprometido con su país y las decisiones políticas que toma. Parafraseando a G. Canada, el dolor no es saber que Superman no existe, el dolor es saber que todo va a seguir igual si no hay nadie que lo cambie. Una película con un mensaje muy claro, pasarle el poder a cada espectador y la motivación para la toma de cada decisión.

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube