Seducir, confrontar y reinventar

Before Sunrise (1995)

Before Sunset (2004)

Before Midnight (2013)

Un director que le gustan los proyectos que evolucionan en el tiempo. Actores que trascienden su rol y se convierten en coguionistas. Momentos de vida y evolución. La sencillez y contundencia de los diálogos reflejados en delicados y sostenidos planos. Lo que hasta ahora es una trilogía, da al espectador puntos de reflexión de acuerdo con sus momentos de vida. No antes, no después. Es la primera regla para apreciar en su grandeza este trabajo, tener la edad de los personajes.dolores. 

Aunque parezca una paradoja, esta reseña invita a no ver las películas a menos que se tenga el rango de edad adecuado para cada una. Before Sunrise (1995) es la inspiración, el romance, el idealismo de tener veinte años. Jóvenes que se cruzan, que comparten sus visiones de vida. El misterio de una ciudad bohemia y desconocida, la picardía de las diferencias culturales y la ternura que las hormonas dejan a su paso. Esta quizás es la película para todo rango de edad, pues los que ya pasaron por ahí pueden volver a vivir esa sensación romanticona. Los que apenas van, disfruten.

Recomendación para el espectador: ver cada película de acuerdo al rango de edad. No adelantarse a la vida.

Before Sunset (2004) es el reencuentro de los personajes. Entender que los llevó a separarse y a volverse a encontrar. Ver como ahora la ciudad de fondo es la del romance, pero ellos ya están en otro vuelo. Es entender como los treinta y tantos es una edad para reflexionar sobre lo poco hecho y aún con sueños por cumplir. Es la carga y la rabia de un sistema que no satisface y la ternura de las pequeñas cosas que aún encantan. Acá ideal tener más de treinta, porque seguramente ya habrán contemplado un poco sus vidas por el retrovisor.

 

Before Midnight (2013) son los cuarenta. Es la pareja que busca las razones para no divorciarse. La magia de ver el amor en otro sentido, donde la cotidianidad toma relevancia y los sueños son lejanas visiones contrastadas con las maravillas construida en el presente. Esta es la película que más marca el paso del tiempo, el que verla y disfrutarla implica un momento de vida del espectador. Quien no esté en el rango de edad, simplemente se pierde las maravillas implícitas en los diálogos.

 

Los actores principales, Ethan Hawke y Julie Delpy, se involucraron desde la segunda película como coguionistas de la mano del director Richard Linklater. Seducidos por un proyecto pocas veces visto en el cine, fueron creando unas historias de vida con el paso adecuado de tiempo. No comprimir en un filme toda una vida, sino vivir y contar, desarrollar logros y frustraciones como personas, para luego imprimirlas en celuloide.

Planos secuencias estáticos, donde lo importante está en los personajes y sus ideas. Una y otra vez se repite la estructura, donde los maravillosos escenarios donde se presentan las acciones pasan a un segundo plano. Seducir, confrontar y reinventar… paso a paso los personajes van tomando vida en el deleite de las actuaciones. Miradas cómplices y evolución. Cada 10 años se generaba la sorpresa, creando unos fans esperanzados en que llega la cuarta, la quinta y hasta donde dé la vida. Una trilogía no para devorar como una saga, es para darse el tiempo y la espera, para convertirla en espejo de la definición momentos de vida.

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube