Los Extremos Cinematográficos

Terri (2011)

La crueldad de la adolescencia hoy, con el nombre cool de bullying, se convierte en tema de reflexión. La exclusión social por alguna tendencia sexual, religión, discapacidad, por ser feo, gordo o simplemente por estar ahí; ha sido parte del ambiente escolar desde siempre, aunque ahora cobra mayor número de dolores y traumas sicológicos. Terri es una película que sin mayores pretensiones, abarca el dolor y esperanza de un adolescente víctima de un matoneo, que más allá de una mirada lastimera o romanticona, es una mirada escueta a una vivencia perdida entre las tantas que suceden a diario con las “particularidades” que los jóvenes son tan amantes de resaltar.

El actor principal es Jacob Wysocki que por su contextura física, es más que apto para el papel, sin demeritar su capacidad sensibilizar a través del personaje. De la mano de John C. Reilly, quizás uno de los mejores actores en papeles secundarios, configuran un panorama amable en apariencia, inocente y cruel en el trasfondo. Esto conducido por el director Azazel Jacobs, uno de esos nuevos nombres en el cine indie americano. Con pocos trabajos previos, A. Jacobs llegó al Sundance y encantó, uno de los espacios más apetecidos para la exhibición de ese cine de poco brillo en cartelera y gran contenido para el público.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La opulenta mirada comercial del cine, la apuesta de los estudios, es el grueso del público. Los festivales de cine, en especial los europeos, terminan siendo el gusto de una pequeña élite. En la mitad del camino, tanto festivales como películas, se genera una corriente que intenta mantener la cordura de lo que alberga el concepto de séptimo arte. Terri es la muestra de una película que sin ínfulas intelectuales sobre la vida, sin mayores simbolismos etéreos, sólo con la tranquilidad de contar una historia, logra conectar al espectador; y que si tuviera la fortuna de rotar por circuitos más amplios, hasta seduciría nuevos públicos para apreciar el cine en su justa medida. En la variedad está el placer y entre tanto gusto… pero entre una floja comedia romántica o una autista percepción de la lontananza, me quedo con la marginalidad de Terri.

Con un sondeo ligero por la web, las opiniones se dividen alrededor de esta película entre quienes descubren la maravilla de una historia en ires y venires pícaros entre adolescentes y los que simplemente la desechan como una sosa mirada a problemáticas que sólo sirven para figurar en festivales.  Ante las posturas tan opuestas, la mirada se acerca más a la película y es donde surge la incertidumbre. No sobre el filme, Terri es una película contemporánea, fuerte y dulce en su recorrido, que en sus bajos deja contemplar dolores y en sus altos saborear adrenalina juvenil. Es sobre la manera de cómo se aprecia el cine, con una división entre lo que quiere la gran masa, el público cinéfilo y los críticos.

...sin ínfulas intelectuales sobre la vida, sin mayores simbolismos etéreos, sólo con la tranquilidad de contar una historia...

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube