Décadas de pasión

Pearl Jam Twenty (2011)

Los documentales tienen una magia muy particular: cuando el tema atrapa, cuando hace parte del imaginario del espectador se convierte en un documento valioso, si el tema no es cercano pasará como una película más. Y si logra atrapar, ¿cómo separar lo pasional con la objetividad de una crítica? Con el documental Pearl Jam Twenty, en conmemoración de los veinte años de vida de esta agrupación, sucede la mezcla entre pasiones y documento fílmico.

 

Para los seguidores del grupo, para amantes de la música, resulta una obra que captura vibraciones del espectador. Anécdota tras anécdota van configurando el ambiente que vivían los jóvenes de Seattle, dónde surge la conexión entre los integrantes y las chispas creativas que configuran uno de los mejores momentos que vivió el rock en los últimos años.

 Momentos invaluables como ver llorar a Chris Cornell recordando a uno de los inspiradores del momento, sesiones de pequeños bares en la que se desataba la locura de Vedder, la condena mediática ante las nuevas expresiones juveniles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como documental es una pieza con un archivo fílmico muy valioso. Es difícil conservar una línea fotográfica cuando el material de archivo es tan diverso, con grabaciones caseras de los mismos integrantes, televisión del momento o fragmentos casi perdidos de fotografías y audios. Sin embargo, la narrativa y la construcción cronológica destaca por la coherencia y claridad con la que se va viviendo la evolución de la banda. El director, Cameron Crowe, salta la norma clásica para documental de una voz en off para que sean los mismos protagonistas los que vayan narrando, abriendo nuevos capítulos en la evolución de la banda. Un director muy cercano al movimiento de los 90 con diferentes bandas, aunque en el cine no tiene buenos pergaminos especialmente por ser el causante de la fatal Vanilla Sky. La cercanía con el grunge proviene de trabajar con varias bandas, hacer diversos videoclips y un seguimiento profundo en su rol de periodista de Rolling Stone; lo que ayuda a que la visión impresa en la película tenga ese tono melancólico, personal y vívido de lo que significó Pearl Jam para esta época.

 

A pesar del tinte “marca registrada” es un documental que logra que el espectador se compenetre con un momento histórico, con los integrantes de la banda, sus contradicciones, miedos y la consolidación de un movimiento que nació de las entrañas, de la expresión musical hacia la vida. Una banda como pocas. Un documental que retrata la particularidad que se popularizó y que pervive 20 años después.

Un recorrido muy interesante para entender la diferencia entre lo que era la movida musical y el fenómeno mediático del grunge, la moda vs. la expresión. Presentaciones que fueron claves para la consolidación de la banda. Sus posiciones políticas y luchas jurídicas que los llevaron al ojo del huracán. Testimonios de amigos y otros no tan cercanos, como el mítico Kurk Cobain, que revelan la radiografía de un momento, de un pulso juvenil que ha trascendido ya veinte años.  Tal vez un repaso muy ligero por las adicciones y los excesos y cómo influyeron en su música, una mirada somera por los conflictos internos y los periodos de trabajos independientes.

Un recorrido muy interesante para entender la diferencia entre lo que era la movida musical y el fenómeno mediático del grunge, la moda vs. la expresión. 

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube