Evolución con Concepto

Moonrise Kingdom (2012)

El cine es un mundo que se va llenando de las llamadas “estrellas”, algunas infladas otras reveladoras. Y dentro de ese jet set, se destaca para el público algunos directores, fenómenos publicitarios en su mayoría que roban crédito, fama y atención. Estas figuras públicas son una mezcla entre la farándula y el talento real que cargan, como artistas que expresan en sus obras el sentimiento colectivo de un momento histórico. Sin embargo, son pocos los que se sostienen.

 

 Hoy más que nunca, los verdaderos directores, artistas del cine, tratan de pasar de las luces y fotógrafos para hacer su obra, callados y subterráneos que sacuden sólo al momento del estreno. Wes Anderson es uno de esos directores discretos pero que con cada título está levantando más expectativa, llegando muy pronto ha convertirse en una figura icónica, sobre todo para los nuevos amantes del cine.

 

Su última película es Moonrise Kingdom, una historia de preadolescentes comenzando la búsqueda en la vida, enfrentando familia, sociedad y hormonas. Una receta conocida pero con sazón diferente. Como siempre cuenta con un reparto de lujo (al punto que ya para los actores de Hollywood es un “mito-honor” trabajar en una película de W. Anderson) en situaciones y papeles en los que parecen muy diferentes a lo que tienen acostumbrados al público. Caminos ya explorados que antes de repetirse, muestra evolución, exploración y búsqueda en el conflicto: familias disfuncionales, tradicionalismo asfixiante y personajes con su toque de locura y un algo con los lentes, gafas, binoculares que da mucho para la imaginación.

 

Moonrise Kingdom se vuelve una película provocadora porque abre la compuerta para comenzar a hablar de cine de autor, en medio del vacío hollywoodense. Una estética con un sello personal ya reconocible para cualquier espectador despistado, muy superior a lo construido por Tim Burton y que no ha evolucionado y cada vez le aporta menos a sus historias.  W. Anderson comparte una historia sencilla, llena de conflictos internos en una entretenida aventura de escape. Al final, una pequeña y trascendental moraleja de libertad.  Para los detractores del director, cada vez se quedan con menos argumentos, sólo apreciaciones estéticas y de belleza, es decir, opiniones personales de gusto. Como obra, una filmografía sólida, en evolución y generando la expectativa de lo que vendrá.

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube