Dando Clases de Insatisfacción

Detachment (2011)

La educación es una de las grandes esferas de la estructura social y siempre se relaciona con la otra base, la familia. Hoy ambas están en crisis y genera fenómenos de todo tipo. La denuncia o la simple mirada de la transformación que se vive hoy en la escuela, hace que la reflexión y el legado que se está dejando no auguren un buen futuro. Detachment es una película contundente que llega a confrontar el rol que todo espectador ejerce en esta sociedad, pasivo o activo, estudiante o padre, comprometido o no con un entorno cada vez más salvaje para las nuevas generaciones.

Un profesor sustituto llega a una escuela pública y comienza su labor de cubrir el vacío de alguna incapacidad. A través de sus ojos recorremos las insatisfacciones y frustraciones de otros docentes, de vidas dedicadas a tratar de marcar la diferencia en los jóvenes y lo único que consiguen es el desprecio. Una obra que más allá de tratar de reivindicar la profesión docente, hace una aguda, poética y cruda mirada al sistema educativo estadounidense hoy. Más allá de una mirada lastimera sobre un sufrido hombre, es la perturbación de un hombre intentando entender el para qué marcar la diferencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una película ambiciosa que se queda corta en su coherencia estética, pero que el equilibrio y fortaleza del personaje permite navegar en ese asquiento mar de insatisfacciones. Una ratificación de actuaciones de peso en cabeza de Adrien Brody, ganador del Oscar por The Pianist (2002), quien desnuda el corazón frustrado de un personaje cálido, meditabundo, corriente e iluminado. Una película para apreciar con ojos de indignación, mente de reflexión y espíritu de cambio. Un director con un mensaje tan fuerte, que hace ruido en el espíritu al escucharlo.

 

... llega a confrontar el rol que todo espectador ejerce en esta sociedad...

Para el cine no es nueva la llegada de historias poniendo en evidencia las críticas al sistema educativo. Desde la gran obra maestra de F. Truffaut, Les Quatre Cents Coups (1959), se abrieron caminos para miradas de protesta y alternativas a evidencias propias de una modernidad en crisis. Las comedias románticas de los 80 reflejando inconformidades de adolescentes enclaustrados, como The Breakfast Club (1985), temas como la xenofobia en filmes como Higher Learning (1995), o la misma violencia al interior de las aulas en Dangerous Mind (1995). Incluso el mismo director de Detachment, Tony Kaye, tiene uno de los grandes íconos y puntos de reflexión en el cambio de siglo, sobre el sin salida para los jóvenes ante la avalancha de influencias y los pocos valores que se forman para tomar decisiones, hablando de American History X (1998).

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube