Lejos del Galán

The Ides of March (2011)

Una película bajo perfil que cuenta con un reparto de primera línea, un guion bastante elaborado y la dirección de un sorprendente George Clooney, cada vez más lejano de la figura de galán y demostrando con trabajos de calidad el manejo narrativo y expresivo de temáticas que comienzan a ser recurrentes en él. Primero con Confessions of a Dangerous Mind (2002) reflejando la vida de un controversial empresario televisivo por sus conexiones con el gobierno, luego Good Nights, and Good Luck (2005) que refleja el álgido momento que vivió Estados Unidos en la cacería de brujas a cargo del senador McCarthy y cómo Eduard Murrow un simple reportero pudo hacer frente a esta embestida. Con estos trabajos fue perfilando el gusto por temas polémicos, que involucran una crítica a políticas estatales, historias ancladas en hechos reales y personajes densos con discursos que buscan la trascendencia de la palabra.

The Ides of March (2011)

En Ides of March logra reunir un grupo de actores que por los nombres ya garantiza un nivel de credibilidad en los personajes: Philip Seymour-Hoffman, Paul Giamatti, Marissa Tomei, el posicionado Ryan Gosling y el mismo Clooney en un rol secundario. Un cartel que paga con creces lo que recrea en la pantalla como hombres maduros, calculadores, manipuladores. Sin la efervescencia de los disparos o las persecuciones, este filme plantea el mundo ideal en el que trabajar en y por la política es la persecución de sueños y cómo esto se va derrumbando ante el egoísmo y las dualidades del ser humano.

Con un proyecto discreto y sólido, Clooney va sumando en una filmografía de interés. Sin confrontaciones directas, plantea una trama que es un rumor a voces, algo que todos intuimos que debe pasar y lo articula en imágenes claras, intrigantes que llevan al espectador hacia el sinsabor del personaje. Involucra al espectador con la calidad del que sabe el oficio. Cuenta historias construyendo una identidad como director.

trailer

info