Un Amor, un Dolor

Mauvais Sang (1986)

Un director joven, dos actores jóvenes y uno veterano, un guion fresco, una puesta en escena que sigue los pasos de maestros franceses y secuencias mágicas para los sentidos. La segunda película del director Leo Carax resultó ser una obra magistral del cine contemporáneo, que lo puso en lo más alto del pedestal, incluso entregarle el cetro del legado como mejor exponente de la escuela de Jean Luc Godard.

Mauvais Sang es la historia de Alex (Denis Lavant) quien quiere evocar los pasos de su padre en el mundo del hampa. Para ello conecta con el antiguo compañero de su padre, Marc (Michel Piccoli) y aprovechando sus destrezas comienzan a trabajar juntos. El conflicto se despierta cuando Alex se enamora de la esposa de Marc, Anna (Juliette Binoche). Un triángulo amoroso entre ladrones, algo que pareciera ya visto con anterioridad, pero a medida avanza el metraje, surge lo nuevo, sublime y mágico del filme.

Mauvais Sang (1986)

Una narrativa cercana a lo que se podría entender como realismo mágico cinematográfico, o surrealismo evocativo; que lleva a comprender cómo todos los elementos se conjugan para crear un significado, tanto denotativo como connotativo, y que eleva los sentidos a otro nivel. Un filme que muestra el buen ojo-fotografía, oído-música y mano-actores de un director, que se arriesga a experimentar y no perder la linealidad tradicional. Entre clásico y disruptivo, Leo Carax nos muestra como un color, el rojo, se plasma para decorar pero también significar, evolucionar de amor a muerte, de algo estático a lo más dinámico. Pero como ese detalle, están todos los colores, los planos, la música, los silencios, el montaje, las actuaciones… un completo gran todo.

Y el desarrollo de la historia recae sobre actuaciones sólidas. Un joven D. Lavant que se convertiría con el tiempo en el actor fetiche del director, encanta por su plasticidad física, su rostro que se debate entre la sorpresa y la locura, incluyendo la locura del amor. Una joven J. Binoche, que por esa época era la esposa de Carax, y luce angelical, tierna, dulce y mortal. Un M. Piccoli ambicioso, déspota, vital y al tiempo cansado. Y la fugaz, pero contundente, participación de Julie Delpy, interpretando a la novia de Alex, con sus diecisiete años interpretando ese amor obsesivo, asfixiante de la adolescencia. Cada uno logra esas dualidades, esa coreografía de emociones que danzan y entrelazan para sumirse en el dolor, al ritmo de músicas instrumentales, chanson o David Bowie.

Una obra que pasó en su momento desapercibida por el público, con una rotación corta de festivales, pero que con el tiempo ha tomado mayor valor. En la medida que el director ha conseguido otros premios, realizado películas más arriesgadas, mirar hacia atrás en su filmografía y encontrar esta joya es el deleite para todo cinéfilo. Un filme donde el amor duele, donde los sentimientos arrasan con la realidad de los personajes y la poética visual hipnotiza. Verla es arriesgarse a enamorarse del dolor del amor.

¿Te gustó el artículo?Para nadaNextNormalEstá bueno¡Me encantó!¿Te gustó el artículo?
¿Te gustó la película?Para nadaNextNormalEstá bueno¡Me encantó!¿Te gustó la película?

trailer

info

I Care a Lot (2020)

Publicado 24 de febrero 2021

Luego de ver la última tendencia de finales de febrero, queda la sensación de imposición de una película que se quiere vender porque sus falencias son fuertes y no la mejor opción.

Sound of Metal (2019)

Publicado 21 ene 2021

Es un filme que se explora desde lo visual y genera éxtasis en lo auditivo, impecable puesta en escena con una historia que cala el alma.

WW84 - Mulan

Publicado 6 ene 2021

El punto de encuentro es ver historias de heroínas en tiempos de empoderamiento femenino, con mensajes explícitos, poca profundidad y mucho despliegue visual. Algo no va bien, y no fue la pandemia.

Mauvais Sang (1986)

Publicado 3 feb de 2021

La segunda película del director Leo Carax resultó ser una obra magistral del cine contemporáneo, que lo puso en lo más alto del pedestal, incluso entregarle el cetro del legado como mejor exponente de la escuela de Jean Luc Godard.

Cobra Kai (2018-2020)

Publicado 15 ene 2021

Cobra Kai se ha destacado con solo tres temporadas, convocando a viejas generaciones y sumando nuevos adeptos a los eternos conflictos adolescentes con espíritu místico del arte marcial.

Gun-Fu

Publicado en 29 dic 2020

La estilización de la violencia ha caído en una simpleza que solo llena los minutos con secuencias de compleja elaboración, pero ausentes de total motivación.

Pieces of a Woman (2020)

Publicado 22 ene 2021

Pieces of a Woman llega como un drama discreto, sin mucha publicidad, pero el voz a voz, el sabor que deja en los espectadores hace que se destaque como uno de los estrenos sonados en streaming, sin pasar por la gran pantalla.

His House (2020)

Publicado 13 ene 2021

Por vía Netflix llega un título discreto, bajo perfil, pero que es sumamente impactante: His House. Aterradora por su buena narrativa, los manejos en fotografía y el trasfondo político y social, aún más espeluznante.

Tenet (2020)

Publicado 13 dic 2020

No se puede negar la potencia de algunas secuencias vibrantes, llenas de una envolvente magia y esa propuesta de palíndromo textual -TeneT- y visual (...) Pero como en muchos de los trabajos de C. Nolan, narrativa demasiada compleja para elementos que pueden ser más sencillos.