La Política y la Conciencia

El Reino (2019)

Un joven director español con una mirada crítica que no se quiso ir por las ramas. El Reino es una mirada a la España reciente y su poder político, que sumó a un país en una crisis sin precedentes. La adrenalina del resquebrajamiento de un gobierno, anclado en el abuso de poder y malversación de fondos, hace que esta película tenga un impacto no solo en los espectadores españoles, sino un reflejo de muchas realidades en muchos países.

El exitoso y particular director Rodrigo Sorogoyen trae una historia de doble moral, de ardides y traición. Ese secreto a voces de como el poder político amaña los intereses particulares sobre el bien mayor. Una mirada arriesgada después de su exitosísimo cortometraje Madre, hace un giro hacia la confrontación de esos poderes y el manejo detrás de bambalinas, una búsqueda de respuestas que quizás no encuentre, pero si una reflexión profunda.

El Reino (2019)

La actuación de Antonio de la Torre en el personaje principal es arrasadora. Prepotente, orgulloso y sin conciencia, va marcando el drama de cómo salirse con la suya, de como hundir en el pantano que ha caído, a otros como él. Un montaje que no permite que caiga la adrenalina y un equilibrio para no desviar la intención de que el personaje debe pagar por sus crímenes. Ladrones de cuello blanco es el eufemismo para describir como las decisiones de unos pocos afectan a millones y la escasa conciencia que deben tener para cometer sus fechorías.

Un filme que al final las preguntas quedan en el aire entre los personajes y los espectadores, que deja en shock con su cierre y refleja el adagio de “cualquier parecido con la realidad…” El Reino es una película de estudio, de alto presupuesto que demuestra que se puede hacer un cine que busca tener impacto en la taquilla, pero con contenido y profundidad. Una propuesta arriesgada que lleva a que el espectador dé una mirada a su entorno y comience a hacer sus propias preguntas.

trailer

info