Renovación y acierto

Cobra Kai (2018-2020)

Sony Pictures Television junto con otras productoras hicieron un discreto estreno en el sistema de pago de YouTube, quizás una apuesta muy pobre o muy discreta por si era un total fracaso. Pero ese estreno se convirtió en la insignia del premium de YouTube y le dio más vida a ese canal streaming que finalmente cerró. Es Cobra Kai, un spin off de la película Karate Kid (1984) que surge como una refrescante manera de hacer televisión para todos, incluyendo milennials. El éxito de la serie desde 2018 llevó a que uno de los grandes del entretenimiento, Netflix, comprara los derechos y ahora tener un impacto más amplio del que soñaron inicialmente.

Cómo esta serie atraviesa varias generaciones, un pequeño contexto. Karate Kid (1984) es la historia de un escuálido adolescente, Daniel, que llega nuevo a una escuela y se ve enfrentado al matoneo karateca liderado por Johnny. Daniel encuentra que la manera para salirse de esa sombra al aprender karate con su nuevo amigo Mr. Miyagi. Finalmente se enfrentan en un torneo donde saldan sus rabias, obvio pasando por los conflictos adolescentes de amor, imagen y autoestima. Una película que tuvo secuelas que no estuvieron a la altura de lo que se había logrado con la primera entrega, pero eran los 80’s y tener 2da, 3era, 4ta y más entregas; era lo usual. Para los que disfrutamos ese momento, hace parte de los recuerdos de una de las pelis con las que crecimos. Pero 34 años después se relanza la idea y supera toda expectativa, y más allá de la mirada romántica, es que es muy buena serie.

Cobra Kai (2018-2020)

La historia ha hablado y son más los spin off que fracasan, que los que logran un éxito e identidad propia, caso Better Call Saul (ver reseña). Cobra Kai se ha destacado con solo tres temporadas, convocando a viejas generaciones y sumando nuevos adeptos a los eternos conflictos adolescentes con espíritu místico del arte marcial. ¿Y dónde radica el éxito? Claro que son muchas las variables que se podrían discutir, pero sobresale la no evolución de los personajes originales y el giro en el punto de vista de lo que sucedió en la película. Por eso es importante ver el filme, la génesis de un gran todo. En la serie volvemos con Daniel y Johnny, la reapertura de la escuela de karate y un viejo enemigo: el entrenador John Kreese; a los que se suman sus hijos adolescentes y sus conflictos de secundaria. Pero no es más de lo mismo, acá se exploran los puntos de vista (PV) que terminan dando ese panorama rico en conflictos, ambigüedades y picardía.

PV de Daniel: ha conseguido éxito como vendedor de autos anclado en su logro en el karate, vive evocando el campeonato ganado pero dejado de lado el espíritu del karate, que irá retomando en la serie. Para él nadie cambia, el que era malo seguirá malo y quien se rodea con malos es malo. Y por supuesto su familia, en especial su hija Samantha quien es todo bondad.
PV de Johny: inmaduro que se quedó anclado en gustos y conocimiento en los 80’s, con tendencia al alcoholismo, nos demuestra cómo en su juventud fue realmente Daniel quien llegó a robarle la novia e imponer su voluntad con caprichos. Robby es su hijo con el cual no tiene relación, pero encuentra el interés y espíritu guerrero para retomar la escuela de karate Cobra Kai y adoptar un nuevo pupilo: Miguel.
PV de Samantha: insegura y todos la señalan de algo malo. Indecisa y atrevida, le coquetea a Robby y Miguel sin medir las consecuencias.
PV de Robby: el mundo es vil, todos le deben algo y como no se lo dan, devuelve rabia y pelea. Con un conflicto paterno muy fuerte, intenta encajar escuchando a Daniel, pero su ciega rebeldía le termina cerrando puertas.
PV de Miguel: el noble, buen hijo y destacado estudiante. Intentando acomodarse en el mundo, encuentra en el karate su poder interno. Se debate entre escuchar a Daniel o Johnny con sus enseñanzas.
PV de John Kreese: el mundo no merece piedad, por ende, es la ley del más fuerte y hay que pisotear al débil.

Y claro que de cada serie se podría hacer una radiografía similar, pero en Cobra Kai los guiones marcan una diferencia notable. El pulso latente entre “todo pasado fue mejor” y “las bondades del presente”, los comentarios ácidos, los giros para los personajes y las escenas de pelea; son un sello particular y vibrante. La aparición de los actores originales encarnando los personajes de la película de 1984, dan ese toque de fantasía que atrapa. Una primera temporada en la que se cree que ya se sabe para donde va todo, pero te sorprenden con las alianzas que se hacen entre hijos y padres. La bondad escondida de Johnny y lo perverso y manipulador de Daniel, muestran esa otra cara de la naturaleza humana en personajes aparentemente planos.

A medida que fue tomando aire, la serie fue moldeando mejor. La segunda temporada tiene unos tres capítulos finales excitantes: complejas coreografías de pelea, conflictos adolescentes al borde de la histeria, amistad/rivalidad de los adultos; imposible no esperar una siguiente temporada. Y en la tercera articular la segunda película, traer al amor platónico de Johnny y Daniel: Ali, y reconstruir el pasado en Vietnam del antagonista mayor, Kreese. Con cada capítulo se avanza entre la armonía del karate y el conflicto de los impulsos, y como cada punto de vista se quiere imponer.

¿Te gustó el artículo?Para nadaNextNormalEstá bueno¡Me encantó!¿Te gustó el artículo?
¿Te gustó la película?Para nadaNextNormalEstá bueno¡Me encantó!¿Te gustó la película?

Las redes sociales inundan con la camaradería que comparten en set los actores, los blogs elogian el acierto del enfoque dado a la serie y el giro de los personajes, los espectadores ansían más capítulos. Una cuarta temporada ya pactada, garantiza grandes audiencias y la vigencia de unos personajes ochenteros, con la mirada adolescente y el romanticismo en el aire. Discursos de inclusión, igualdad, respeto, poder interior; que son tan necesarios hoy, vuelven a tomar relevancia de la mano del karate. El nombre Cobra Kai era el antagonista, hoy pasa por héroe y villano, por una lucha de egos y evolución, por convertirse en el referente de jóvenes promedio de un poblado en medio de Estados Unidos pero que trasciende fronteras y es la lucha de los ideales de esta década.

trailer

info

I Care a Lot (2020)

Publicado 24 de febrero 2021

Luego de ver la última tendencia de finales de febrero, queda la sensación de imposición de una película que se quiere vender porque sus falencias son fuertes y no la mejor opción.

Sound of Metal (2019)

Publicado 21 ene 2021

Es un filme que se explora desde lo visual y genera éxtasis en lo auditivo, impecable puesta en escena con una historia que cala el alma.

WW84 - Mulan

Publicado 6 ene 2021

El punto de encuentro es ver historias de heroínas en tiempos de empoderamiento femenino, con mensajes explícitos, poca profundidad y mucho despliegue visual. Algo no va bien, y no fue la pandemia.

Mauvais Sang (1986)

Publicado 3 feb de 2021

La segunda película del director Leo Carax resultó ser una obra magistral del cine contemporáneo, que lo puso en lo más alto del pedestal, incluso entregarle el cetro del legado como mejor exponente de la escuela de Jean Luc Godard.

Cobra Kai (2018-2020)

Publicado 15 ene 2021

Cobra Kai se ha destacado con solo tres temporadas, convocando a viejas generaciones y sumando nuevos adeptos a los eternos conflictos adolescentes con espíritu místico del arte marcial.

Gun-Fu

Publicado en 29 dic 2020

La estilización de la violencia ha caído en una simpleza que solo llena los minutos con secuencias de compleja elaboración, pero ausentes de total motivación.

Pieces of a Woman (2020)

Publicado 22 ene 2021

Pieces of a Woman llega como un drama discreto, sin mucha publicidad, pero el voz a voz, el sabor que deja en los espectadores hace que se destaque como uno de los estrenos sonados en streaming, sin pasar por la gran pantalla.

His House (2020)

Publicado 13 ene 2021

Por vía Netflix llega un título discreto, bajo perfil, pero que es sumamente impactante: His House. Aterradora por su buena narrativa, los manejos en fotografía y el trasfondo político y social, aún más espeluznante.

Tenet (2020)

Publicado 13 dic 2020

No se puede negar la potencia de algunas secuencias vibrantes, llenas de una envolvente magia y esa propuesta de palíndromo textual -TeneT- y visual (...) Pero como en muchos de los trabajos de C. Nolan, narrativa demasiada compleja para elementos que pueden ser más sencillos.