Cuando el Amor Muerde

500 Days of Summer (2009)

Comedia romántica… que mal presagio. Uno de las peores combinaciones de géneros para tratar de mercadear una película. Una casualidad despertó el morboso interés por ver y descubrir una de esas pequeñas joyas del cine indie americano y en la magia atemporal de los films, hoy se convierte en un descubrimiento notable de guión, dirección, actuación y vida.

 

La opera prima del director Marc Webb se está convirtiendo, en pocos años, en una pieza underground de culto, una película que a pesar de ser poco vista cada vez comienza a ser más comentada, susurros y murmullos que terminan alabando una sencilla obra que de manera muy particular habla del sentimiento base del 99.9% de las películas: el amor.

Pocas veces una película en sus tres primeras líneas habla y deja en claro de qué va la película. Ésta prepara al espectador para el desencuentro, por más que las idas y vueltas en la relación nos hablen de la armonía, o de los lugares más comunes del amor, habla de la feliz y efímera ilusión con la que embriaga el amor… y su resaca. Sólo falta la advertencia al lado de la clasificación: no apta para público en proceso de desenamoramiento. Y en este juego, el director cata y resalta la casualidad, como detonante de un antes y un después (la misma casualidad que llevó a descubrir este film perdido en medio de la nube de comedias románticas), de la vida con o sin las mínimas decisiones que llevan a las grandes proezas.

Pequeños detalles que van configurando la trama de ese amor idílico que todos hemos vivido… y todos hemos terminado.

Cuántas veces nos hemos preguntado quién diseña los petos de los perros, o quien mide y traza la línea intermitente que separa los carriles, esos trabajos que rodean nuestros días y tan poco usuales. Esta película se desarrolla en un contexto laboral de la venta de mentiras, personas encargadas de la extravagante tarea de escribir los textos de las tarjetas, de diseñar palabras con sentimientos de felicidad, felicitación, condolencia, congratulación o amor. Allí se encuentran Summer, un ángel vestido de asistente; Tom, un arquitecto disfrazado de celestino. Pequeños detalles que van configurando la trama de ese amor idílico que todos hemos vivido… y todos hemos terminado. Una historia en la que se mienten para no creer en el amor, donde hay un latente entre verdades y mentiras en los personajes y su manera de enfrentar el mundo, algo que pareciera ser muy cercano a las nuevas generaciones citadinas.

Una película que sin muchas pretensiones, con una estructura narrativa ingeniosa marcada por el correr de un calendario, y un guión que rescata las más simples noblezas del amor; logra conectar al espectador a través de los ojos inocentes y las sonrisas cómplices de dos actuaciones notables. Un solo momento el resumen del film, una mirada y un gesto de cuando el amor duele, la chispa para recordar y tener esta cinta como una comedia romántica de las que hay que recomendar.

Twitter
  • Twitter Classic
  • Instagram
  • Facebook Classic
Twitter
Facebook
Instagram

© 2023 by GameStation. Proudly created with Wix.com
 

Photos by: THQ Insider's 

Facebook

YouTube